SEGUIDORES

jueves, 14 de octubre de 2010

EL ALHELÍ DEL TEIDE: Erysimum scoparium


Alhelí del Teide. Cañadas del Teide, 2500 m

El Alhelí del Teide (Erysimum scoparium) es una planta que me cautivó desde el primer momento. La extravagancia de presentar las flores con tres colores debía tener alguna razón. Mi curiosidad fue en aumento cuando conocí que era polinizada casi exclusivamente por una abeja endémica de Canarias, una de las abejas más hermosas que conozco (Anthophora alluadii).

Afortunadamente alguien ya se había preocupado de estudiar el caso, la conclusión de este estudio nos muestra otro típico caso de planta que manipula a su polinizador. El alhelí mantiene las flores púrpuras en las inflorescencias por la sencilla razón de que son mucho más atractivas visualmente para las abejas, que así pueden reconocerlas en la distancia. Las flores púrpuras ya son maduras y han sido visitadas por alguna abeja, por lo que su recompensa de néctar es nula o casi nula. Esto lo aprenden las abejas con rapidez y cuando llegan a una inflorescencia buscan rápidamente las flores blancas que están repletas de néctar. Si el alhelí sólo tuviera flores blancas la abeja polinizaría todas las flores de la inflorescencia y no se movería a otra planta. Esto favorecería la autopolinización, que es algo que no le interesa al alhelí, por eso la abeja se ve obligada a ir de inflorescencia en inflorescencia buscando flores blancas, permitiendo que se produzca así una polinización cruzada entre distintas plantas. Lo que el estudio no determina es que le parece esto a la abeja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails