SEGUIDORES

lunes, 7 de enero de 2013

Día de Reyes: avutardas, gangas, buitres y Tyrannosaurus rex.


Tyrannosaurus rex hace justicia con Peppa Pig.


Un magnífico día de Reyes, soleado y en casa con la familia. Este año parece que si me apuntaré al reto del Big Year (tenéis un enlace en la columna derecha del blog) en las categorías B (zona habitual de campeo) y C (en y desde casa).

Nada más levantarme me asomé por la ventana a ver si había algún visitante en el patio y descubrí a uno de los miembros de la pareja de Curruca cabecinegra que últimamente frecuentan el jardín. Anoto la especie para el reto.

Curruca cabecinegra sobre el Ginkgo.


Era el momento de abrir los regalos con nuestra hija y de jugar con ella. Momento que aproveché para tomarme cumplida venganza de la repelente Peppa Pig. Con un día tan bueno decidimos salir al campo y dar un paseo por los Llanos, que en esta fecha están preciosos.

He elegido una parte de los Llanos de Cáceres que están cerca de la ciudad de Cáceres para incluirla en mi área de campeo habitual de cara al reto Big Year 2013. Antes de nada nos acercamos a ver Ganga ibérica, que no faltaron a la cita con una pareja muy cerca de nosotros que pudimos observar a placer con una luz perfecta. Algo más alejadas el resto del bando, para un total de 35 aves. No vimos los sisones que frecuentan la zona en esta época, pero sí un par de Ortegas en vuelo. También vimos un macho de Aguilucho pálido volando.
 
Probablemente una de las peores fotos de Ganga ibérca de la historia.


Dejamos el coche cuando vimos las primeras avutardas (+40 machos) y continuamos andando por el camino. Otro macho de Aguilucho pálido. Durante el paseo vimos un puñado de especies y escuchamos un Alcaraván que no conseguimos ver. Hicimos una parada para observar unos buitres negros y leonados en tierra. La mayoría eran unos jovenzuelos y no recelaban, por lo que pudimos acercarnos bastante. Tras unos escarceos con los charcos de barro (cortesía de Peppa Pig) y con las margaritas, paramos a observar un gran bando de chorlitos dorados y avefrías en un pastizal, en ese punto ya se oían los trompeteos de las grullas, que nos indicaban la cercanía de la dehesa y el final del paseo. En el coche, ya de vuelta a casa, vimos otras 12 avutardas macho.

Una de las pandillas de buitres.

De vuelta en casa, Peppa Pig había sellado una alianza con los dinosaurios y ahora sería yo el que tendría que sufrir el castigo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails