SEGUIDORES

lunes, 15 de diciembre de 2014

Badajoz secreto.



Aún reconociendo que la fotografía es una herramienta que permite manipular la realidad con relativa facilidad, la imagen que os muestro se tomó al cruzar un pequeño arroyo de las sierras del suroeste de Badajoz en primavera. Sin buscar encuadres “favorecedores”.

Como el tema de la biogeografía de las plantas me apasiona, estas pequeñas sierras del entorno de Jerez de los Caballeros (Badajoz) siempre me han resultado especialmente atrayentes. La razón es que, pese a su escaso relieve, son auténticas atrapa-lluvias al ser uno de los primeros obstáculos con los que se encuentran los frentes atlánticos al penetrar en la Península Ibérica por el suroeste. Gracias a esto una vez formaron parte de un puente que, incluyendo a otras pequeñas sierras portuguesas, permitió que la flora atlántica y eurosiberiana saltara del Sistema Central a Sierra Morena. Así se explican los restos de la presencia de abedules en el Valle de Santa Ana durante el período postglacial hace unos 9.000 años.


Hoy día son pequeños vestigios lo que queda de aquellos ambientes más frescos y húmedos, pequeños castañares y pequeñas vaguadas orientadas al norte. Allí aún se pueden encontrar algunas especies “exóticas” en la provincia de Badajoz como Roble carballo (Quercus robur) o Dactylorhiza sulphurea, junto a otras especies hoy muy escasas por sus mayores requerimientos hídricos como Quejigueta (Quercus lusitanica), Quejigo moro (Quercus canariensis), Limodorum trabutianum, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails