SEGUIDORES

jueves, 8 de mayo de 2014

La Lagartija de las Batuecas (Iberolacerta martinezricai).

Iberolacerta martinezricai

El 2 de septiembre de 1954 el alemán Epple capturó un macho de lagartija en la Peña de Francia (Salamanca). Lagartija que en 1957 Klemmer, también alemán, clasificaría como Lacerta monticola. Años más tarde, Martínez-Rica (1979) la engloba en la Lagartija carpetana (Lacerta monticola subsp cyreni).Llegamos así a 1996, cuando Arribas describe a la Iberolacerta cyreni con dos subespecies: la castiliana en Gredos y la martinezricai en la Peña de Francia. Y todavía queda un último cambio para esta lagartija, pues en 2004 los estudios genéticos permiten separar a la Iberolacerta martinezricai, que mantiene mayor relación con la Iberolacerta monticola de Serra da Estrela (Portugal) que con la Iberolacerta cyreni de Gredos. Al parecer, las lagartijas de Gredos están más próximas las pirenaicas y los ancestros de las lagartijas de Batuecas y Serra da Estrela debieron separarse hace unos 2 millones de años, mientras que la separación respecto a las lagartijas de Gredos es mucho más antigua (6,1 Ma).

Iberolacerta cyreni para comparar

La Lagartija de las Batuecas pasó en unas décadas de población aislada de una especie ampliamente distribuida por la Península Ibérica a endemismo exclusivo de un peñón cuarcítico. Se convertía así en el reptil más raro de Europa, algo que no fue ningún obstáculo para que su población se viera disminuir año tras año por la transformación sufrida por la Peña de Francia. Parecía que tenía los días contados.

Por suerte, hace una década se descubrieron poblaciones en otros puntos de las Batuecas, algunos a altitudes inusualmente bajas para una lagartija serrana. La población pasaba de 10-40 individuos a 1500-2000. Cundió el optimismo y se planteo su existencia casi segura en la Sierra de Gata y Las Hurdes. Posteriores muestreos frenaron el optimismo y ahora se duda de su presencia fuera de las áreas conocidas en Las Batuecas, aunque no del todo.

La especie sí se ha encontrado en Las Hurdes (Cáceres), aunque en un área tan reducida que, si tenemos en cuenta las densidades obtenidas en otras zonas para la especie, no creo que sean más de20-50 individuos. Suficientes para pasar a formar parte de la fauna de Las Hurdes, pero poco más.

La Lagartija de las Batuecas ocupa un hábitat muy escaso en las Hurdes: las pedrizas de grandes bloques estabilizados en los pisos supramediterráneo y oromediterráneo. Un hábitat muy utilizado por la flora relicta de las montañas por permitir mayor humedad y frescor que su entorno (lo que explicaría las poblaciones a poco más de 800 m en Las Batuecas).

1 comentario:

Related Posts with Thumbnails